Contratar o Comprar Tecnología Predictiva

En este post revisaremos un tema desarrollado por el PhD. Marc Gardella dentro de las charlas Hablemos de Mantenimiento. Aunque la charla fue dictada hace varios meses el tema sigue siendo tan actual como lo fue en ese momento, por este motivo hemos decidido compartir el resumen del contenido expuesto.

Si deseas ver la exposición completa de Marc, puedes hacerlo dando clic aquí. En el canal de youtube de BIMAN podrás encontrar una gran variedad de temas sobre Mantenimiento, Confiabilidad y Gestión de Activos.

Si te estás preguntando ¿Cómo justificar un proyecto de tecnología predictiva? Aquí encontrarás algunas pautas para ayudarte en el dilema que te encuentras. Para iniciar el autor aclara que la intención de la charla no es revisar cuanto mejor es el predictivo respecto al preventivo y correctivo sino cómo se justifica financieramente según la actividad sobre el uso del equipo.

Etapas al comprar tecnología

Comencemos por revisar las etapas de la compra de tecnología, el proceso de la compra de tecnología tiene cuatro etapas:

1. Selección de la Tecnología: aquí se investiga la tecnología y el proveedor que se adapte mejor a lo que estamos buscando.

2. Justificación de la Tecnología: en esta etapa se va a demostrar que la compra o inversión es rentable, siendo esta etapa una de las más complicadas porque la orientación del personal suele ser muy técnica pero no económico-financiera.

3. Adquisición de Tecnología: ahora se selecciona el proveedor definitivo y el modelo de instrumento, además se busca las mejores condiciones de negociación, compraventa, servicio posventa, formación, condiciones de pago, etc.

4. Uso de la Tecnología: por último, como se usa la tecnología adquirida.

Uso o manejo de la tecnología predictiva

Es necesario ampliar la última etapa del proceso de compra, el uso o manejo de la tecnología se divide en los siguientes aspectos:

1. Manejo del software: aquí se configura las variables en el instrumento, de forma que sean acordes a las configuraciones de las máquinas, posteriormente se gestionarán y analizarán aquellos datos obtenidos.

2. Manejo del hardware: se refiere al uso adecuado del instrumento, como su display para visualizar datos, sensores y captadores mediante cableado o láser para adquirir la información de las máquinas, etc.

3. Aplicación en máquinas: la correcta colocación de sensores y captadores en los puntos adecuados en las máquinas. En este punto es necesario comprender la importancia de la capacitación del personal para que este sea eficaz y eficiente, si por ejemplo una persona neofita en la aplicación de las tecnologías obtiene un dato, puede adquirir un dato que sea erróneo, pero no lo sabe porque no tiene esa experiencia. La persona también de estar capacitada para la instalación de los sensores, cableado y además reconocer las condiciones de trabajo de la máquina para que la recolección de datos sea adecuada.

4. Interpretación de resultados: con los datos ya recolectados se debe comprobar que estos son correctos, conociendo la lógica de datos de cada tecnología predictiva. Es necesario entender la lógica de la tecnología, la condición de trabajo y el dato.

5. Análisis de resultados: es tiempo de examinar los datos y extraer conclusiones con base en el análisis de estos.

6. Toma de decisiones: ha llegado el momento de poder decidir, si se consideraron adecuadamente los aspectos anteriores, es tiempo de evaluar el informe y tomar acción ante las conclusiones y recomendaciones. Si esa toma de decisión no aparece, se estará cayendo en la situación que algunos consultores de predictivo denominan “la diferencia entre el mantenimiento predictivo y hacer predictivo”.

Diferencia entre el mantenimiento predictivo y hacer técnicas predictivas

El predictivo es realizar una predicción del valor de una variable sobre la condición de salud de una máquina, por ejemplo, en un análisis de vibraciones se recolecta datos durante 10 meses y se quiere saber qué tendencia tiene el onceavo, doceavo o treceavo mes. Como tenemos una nube de puntos de diez medidas delineamos una línea de tendencia y podemos trazar la tendencia al futuro.

Y el mantenimiento predictivo simplemente se refiere a la asignación de una actividad a un activo (máquina o instalación). En la experiencia del autor, una situación real, que por desgracia sucede en muchas empresas, es que al preguntar a un encargado del departamento de mantenimiento ¿ustedes hacen mantenimiento predictivo? La respuesta sea sí, manejamos el software, manejamos el hardware, la aplicación en máquinas, interpretación de resultados y análisis de los resultados, hacemos el informe se lo presentamos a la gerencia de mantenimiento y de operaciones y luego este informe va a un cajón. Queda claro entonces que tienen la información, pero no la usan, dicho de otro modo, se está haciendo un predictivo, pero no un mantenimiento predictivo.

En definitiva, la diferencia está en tomar la información que da el predictivo y asignar la actividad al equipo, si se toma una acción correctiva o preventiva por una información predictiva, podemos decir que la empresa está haciendo mantenimiento predictivo si no lo realiza así, esa empresa solo hace predictivo.

Fiabilidad de la tecnología

La cantidad de veces que utilizamos la tecnología (análisis de vibraciones, ultrasonidos, alineación, etc.) y la cantidad de veces que intervenimos una máquina o una serie de máquinas dentro de una planta, todo esto es cómo se justifica la compra o externalización de tecnología predictiva.

Para situar la explicación se tendrá en cuenta la curva PF. La probabilidad de fallo en este caso en el eje de ordenadas ‘y’ se mide la resistencia al fallo y en el eje de abscisas ‘x’ el tiempo, se observa que durante un determinado tiempo la resistencia o probabilidad de fallo se mantiene estable. En este periodo utilizar tecnología predictiva para medir la condición de salud de la máquina es bueno, pero no con frecuencias excesivas, no es bueno medir muchas veces ya que la condición de salud de la máquina es estable, no hay variaciones de la misma.

Ya en el cambio de fase (punto P), la variación de resistencia al fallo puede ser rápida, cambia la condición de salud de la máquina y si la frecuencia de intervención es menor que la velocidad de cambio de resistencia al fallo, es posible llegar al fallo total que es el fallo catastrófico (punto TF), sin haberse percatado de esta situación incluso utilizando tecnología predictiva.

En este punto es donde vulgarmente se dice ‘la tecnología predictiva no funciona, no me gusta, no da fiabilidad ¿qué fiabilidad tiene este analizador de vibraciones?’ no, la fiabilidad está regida con la calibración del equipo, si el equipo está calibrado la información que emite el equipo es fiable. La toma de decisiones en el entorno de una empresa la realizan las personas, las máquinas no toman ninguna decisión. Cuando se presenta un fallo en un equipo el problema lógicamente sólo es humano y normalmente es un problema de formación (capacitación), porque este considera que los instrumentos avanzados no son fiables y realmente no es cierto.

Un error es ver la curva PF, empezar a validar la probabilidad de fallo y considerar que el tiempo para actuar puede ser muy reducido, pero mantener la frecuencia de intervención del plan de mantenimiento predictivo. Por ejemplo, la frecuencia del plan determina que se mida vibraciones una vez cada tres meses, aun cuando el incremento de variación de resistencia al fallo es menor a tres meses, esa frecuencia de intervención es insuficiente y en medio de los tres meses ha aparecido el fallo, aquí se observa el gran error de no sacar el máximo rendimiento a la tecnología predictiva incluso cuando se ha comprado, esto no es un error de fiabilidad del instrumento es un error humano.

Caso de estudio

Se tiene la necesidad de un equipo de predictivo que cuesta 20 mil dólares, la vida útil del equipo es de 10 años. Así se estima el coste de la amortización del equipo dependiendo del uso que se dé al equipo.

El primer análisis será la frecuencia de uso, entonces tenemos 20 mil dólares divididos para 10 años con lo cual tenemos un costo de amortización de 2 mil dólares por año. Si la frecuencia de uso es una vez al día el valor será 6 dólares, si se usa una vez a la semana 39 dólares y así sucesivamente, si solamente se usa al equipo una vez cada semestre pues cada vez que lo necesitamos el valor es de 1000 dólares. Lo importante no es el costo del equipo sino el uso que se da a este, esto sirve para cuantificar el costo real del equipo dentro de la contabilidad siempre y cuando se compre como una inversión.

Cuanta mayor sea la frecuencia de uso más fácil es la justificación de tener un equipo. Por ejemplo, se tiene un costo fijo de 30 dólares en mano de obra de ejecución de una actividad de mantenimiento, si se explica que realizarla cuesta 6 dólares respecto a 30 pues se puede justificar, pero si se dice que la actividad cuesta 1000 dólares respecto a 30 pues es injustificable o muy difícil de justificar.

Si deseas revisar el caso de estudio completo, puedes hacerlo en el video adjunto en el canal de BIMAN. Ahí encontrarás el análisis completo que realiza el PhD. Marc Gardella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: BIMAN.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad